Veo:

Un pescadero y un buhoneo peleando con un palo y un cuchillo, respectivamente. Un señor en silla de ruedas rodando en caballito por una estación del Metro. Un liceísta golpeando a una señora con un bebe en brazos al caminar. Una mujer regañando a su hija hasta el punto de hacerla llorar de miedo. Gripe porcina en la ciudad. Gente hueca, gente plástica. Indiferencia. La Gibson Les Paul con la que sueño, multiplicada por veinte. Gente pasar. Nuestro país cayendo cada vez más por culpa de los pésimos mandatarios que tiene. Tiempo desperdiciado. Amigos que siempre están ahí. ¿Amigos que no resultaron ser amigos? Oportunidades desaprovechadas. Oportunidades que yo aprovecho. Compromiso inexistente, innecesario. Compromiso por compromiso. Confusión. Hastío. Más indiferencia. Cosas que han cambiado. Sentimientos encontrados. Sentimientos repetidos. Un poco de miedo. Una medalla. Despreocupación por la vida. Desconsideración. Una ciudad que está viva. Demasiada flojera.

Pienso que:

El tiempo pasa cada vez más rápido. Estoy desaprovechando una gran oportunidad que tengo. Soy cobarde. Soy egoísta. Soy muy niñito.  Me siento extraño, no me siento yo. Tengo expectativas muy altas para lo poco que yo mismo ofrezco. La humanidad es cada vez más mierda. La política apesta. Me hacen falta mis amigos. Todo es un maldito ciclo de gastar, gastar, gastar. Necesito mis vacaciones. Necesito aislarme otra vez. Me provoca ir a Maracay. Me río a carcajadas de la gente que vende su juventud por un momento de placer sexual desprotegido. Me sigo riendo y no me quiero dejar de reír. Odio ser indiferente. Pasaré un cumpleaños excelente. Estoy cansado de todo. Todo es Nada. Nada dura para siempre. Todo es un sistema enfermizo y cíclico que quisiera saber cómo romper. Me da miedo tomar decisiones. Soy yo, con una persona diferente pensando por mí. Project Natal podría ser el siguiente gran paso.

Descubro que:

No sirvo para lo que toda la vida quise hacer. Huyo. Sueño demasiado. Mi futuro es un estúpido sueño. Me gusta soñar mi futuro. No soy tan maduro como la gente me dice. No he crecido. Hay una gorra en mi cuarto que no es mía. Necesito alternativas y planes B y C, no estaría de más un D. No puedo vivir sin música. No se lo que quiero. Tengo ahora la cabeza más ligera. Soy el último. Recuperé mi capacidad de ahorrar. Si existen las máscaras. La gente cada vez es más agresiva. Faltan dos meses para las vacaciones, se me harán una eternidad. City of Blinding Lights. Los amigos nunca te abandonan. Muchas de las comodidades que tengo hoy en día penden de un hilo. Agoté mis ideas.