A veces, tal vez te preguntes cómo llegaste a donde estas, cómo llegaste a ser quien eres, cómo llegaste a tener lo que tienes. Yo me lo pregunto muchas veces. ¿Nunca te ha pasado que cierras los ojos y te preguntas “¿cómo llegué a estar en esta situación?”, o algo parecido? Desde el momento en que encontré la respuesta a ese tipo de preguntas, dejé de hacermelas. Desde ese momento, dejé toda “creencia” sobre el “destino” o similares, puesto que me di cuenta de que tú construyes tu propio destino. ¿Cómo?

Entendí muchas cosas cuando lo supe. Ya dijo Einstein que la felicidad de un hombre es inversamente proporcional al conocimiento que este posee. A veces hasta me asusta pensar en eso, pensar en todas las consecuencias de un “si” o un “no”. ¿Nunca te has preguntado “¿que habría pasado si…?”? a mi me resulta aterrador; aterrador y alentador al mismo tiempo, de cierta manera. Si tus decisiones no te hubiesen hecho pasar por esos momentos difíciles que seguramente te ha tocado vivir (al menos a muchos de nosotros nos pasa así), habrías tenido todo en bandeja de plata, ¿verdad? todo fácil. No te habrían roto el corazón, no te habrían engañado, no te habrían dado la espalda… Cualquiera que sea tu caso. Pero entonces, ¿qué sería de tí? ¿que sería de tí si no hubieses pasado por un momento difícil a causa de un “si” o un “no” indebido? ¿alguna vez te has puesto a pensar en eso?

Es como una cadena interminable. Una cosa te lleva a la otra, y no puedes deshacer nada, es una cadena de eventos que no puedes romper ni deshacer de ninguna manera. Por eso debes tener cuidado con las decisiones que tomas. No solo porque puedan llevarte a algo malo, en realidad esa no es la cuestión. No siempre le temes a algo malo, sino a algo desconocido. Pero es eso, lo desconocido, lo que le da color y gusto a un día, pensar en todas las cosas nuevas que puedes experimentar, aprender, vivir, sentir. Solo debes pensar y analizar bien las cosas que decides, porque de ellas depende lo que vendrá despues, que no es otra cosa sino el futuro. Tal vez sea algo exagerado, dado todo lo que engloba esa palabra, pero es así, porque el futuro es cada segundo, es cada minuto, no una eternidad que vemos lejos, como si nunca fuera a llegar. Y cuando muchos de esos segundos y minutos ya han pasado, y te ves a ti mismo, dos años despues de una situación que resultó crucial y consecuente para una serie de eventos que te hicieron aprender, cambiar, crecer, madurar y ser fuerte, te das cuenta de cuan importante son las decisiones a lo largo de la vida.

No puedo evitar usar este ejemplo, mi ejemplo. Por una invitación de una amiga  a un grupo, hace casi dos años, tengo los amigos que tengo, frecuento los lugares que frecuento, conozco a personas buenas y malas, y lo importante, he aprendido mucho sobre algunos asuntos, a manejar situaciones y personas irracionales, he crecido, he madurado. Es un punto de mi vida que resultó ser importantísimo, y que recuerdo gratamente, porque ha sido un gran avance para mi.

Piensen con cuidado antes de decidir. Saludos.