Imagen

El día de ayer, 23 de julio de 2012, se cumplieron 10 años del lanzamiento de I Brought You My Bullets, You Brought Me Your Love, el primer álbum de My Chemical Romance. Para nadie que me conozca es un secreto que, desde hace muchos años, sigo a esta banda, que no sólo ha marcado etapas importantes de mi vida (“etapas”, en plural), sino que además me introdujo a lo que es el punk-rock, uno de los géneros musicales que más he escuchado desde que lo conocí.

Conocí a My Chemical Romance aproximadamente en diciembre de 2004. No estoy completamente claro con las fechas, todo lo que recuerdo de aquel entonces, está basado en lo que iba de mi 9no año de bachillerato. Pero sí, recuerdo que los conocí un día que llegué temprano del colegio, y puse Mtv. En ese entonces, en las horas de la mañana, pasaban un bloque llamado Videorama (no sé si aún existe), donde ponían videos variados, y entre todo lo normal que se podía escuchar usualmente ahí, pasaron el video de “I’m Not Okay (I Promise)”. Captó mi atención desde el primer instante, por la intro de película que tiene, y luego por toda la temática del video en general, algo con lo que se me hacía muy fácil identificarme. La canción, ni hablar; me capturó al instante. El único problema con aquel súbito crush musical, era que se me dificultaba mucho recordar el nombre de la banda. Unas cuantas veces más que el video estuvo en Videorama, bastaron para que se me grabara en la cabeza. Sin embargo, dado que no usaba el Internet en aquel tiempo de la manera que lo uso hoy, no pensé en buscar más música de la banda por ese medio (en serio, ¿en qué estaba pensando?), así que pasé un tiempo sin saber más de ellos. No fue sino hasta que lanzaron el video de “Helena”, que supe que estaba enamorado de aquella banda de New Jersey. Poco después, pude conseguir el álbum (pirata) al que pertenecían aquellos dos singles: Three Cheers For Sweet Revenge (el cual una amiga del colegio me regaló, original, meses más tarde, por mi cumpleaños). No me sabía el nombre de las canciones, ni las letras, pero aún así me las aprendí de principio a fin, y por muchísimo tiempo, no podía escuchar nada más que eso. Harté a mi familia, hice que le gustara a un par de amigos míos, y a los que no, por lo menos hice que se familiarizaran bastante con estos muchachos.

Sin embargo, el día de hoy, no puedo evitar preguntarme: ¿dónde estaba yo, hace 10 años, cuando My Chemical Romance lanzó Bullets? Pues, creo que estaba finalizando 7mo grado de bachillerato, era un niño (y lo seguí siendo por un par de años más), y las únicas bandas que conocía eran Red Hot Chili Peppers y Linkin Park, y no porque las hubiese escuchado en radio o TV (porque mi exposición a la música de ambos medios era completamente nula), sino porque mi hermana mayor los escuchaba de vez en cuando, y gracias a ella, les agarré el gusto. Por aquel entonces, en otra parte del mundo, My Chemical Romance hacía giras por New Jersey, tocando en sótanos y locales pequeños, promocionando este primer álbum, que sonó muy bien pero muy poco; años después, cuando salió Revenge, eran pocos los fans que sabían de la existencia de Bullets, puesto que no tuvo la promoción mediática que merecía. Recuerdo que yo tenía poco más de un año escuchando Revenge sin parar, cuando, gracias a Internet, noté que ellos tenían canciones que no pertenecían a dicho álbum, y empecé a pensar “¿será que ellos tienen otro álbum que yo desconozco?”. Y un día, en el mismo puesto de discos donde había conseguido Revenge, vi Bullets. Y fue como volver a conocer a My Chemical Romance.

Escuchar las voces de un Gerard más joven, las guitarras frenéticas y poderosas de Frank y Ray, y una batería feroz del primer baterista, Matt Pelissier, fue escuchar a una banda completamente distinta. Cada canción se clavó en mí como una estaca. Escuchar las letras del álbum fue toda una experiencia. Y conocer la historia de los Demolition Lovers (amantes de la demolición), dos amantes que, luego de cometer diversos crímenes, murieron juntos en el desierto, hizo que este álbum se volviera tan importante para mí como Revenge, o cualquiera de los álbumes que siguieron.

Este álbum, que nació de los eventos ocurridos en el World Trade Center de Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001, tiene un sonido bastante crudo, y aún así, melodioso; sonidos de grandes amplificadores, sin mucho punch pero con mucho poder, guitarras armonizandas de una manera soberbia, una batería que parece no detenerse nunca, un bajo potente y que te hace querer bailar; historias de vampiros, asesinatos, suicidio, destrucción social, vanidad, drogas y alcohol; es tan solo una brevísima descripción de todo lo que encierra este álbum. Es una escucha obligada para todo fan del punk-rock, deja un muy buen sabor de boca, y una muestra de que My Chemical Romance es mucho más que una banda de cabellos teñidos y un fanbase ruidoso.

_______________________________________________________________________________________

Como siempre acostumbro hacer al hablar de un álbum, daré una descripción de las canciones:

1. Romance: haciendo alusión al nombre de la banda, el álbum inicia con esta pieza de guitarra clásica, “Romance”, o “Romance Anónimo”, de autor latinoamericano anónimo.

2. Money, This Mirror Isn’t Big Enough For The Two Of Us: inicia con un sonido de matices oscuras, donde ya se pueden apreciar las geniales armonías de Iero y Toro. Los gritos de Gerard, cantando sobre alcohol y drogas, le dan un aire único a esta canción, que habla de los problemas de adicción que él mismo tuvo, y que estuvieron a punto de acabar con su vida.

3. Vampires Will Never Hurt You: una de mis favoritas de este álbum, una canción que me hizo senti escalofríos de principio a fin, y que habla de uno de los temas favoritos de estos muchachos: vampiros. Las guitarras son muy sutiles aquí, pero el trabajo de Matt en la batería es increíble, y es uno de los mas entrañables para mí.

4. Drowning Lessons: lo primero que tengo que decir de esta canción, es que me da risa. Me da risa que una canción tan melódica pueda ser tan jodidamente macabra. “A thousand bodies piled up I never thought would be enough to show you just what I’ve been thinking, and I’ll keep on making more just to prove that I adore every inch of sanity”. Es pegadiza, y la letra es sencillamente única.

5. Our Lady Of Sorrows: otra de mis favoritas del álbum, la canción más oscura y más punk de todo el álbum, y que irónicamente, habla de la amistad. Aquí no hay melodías bonitas ni voces suaves. Te hace querer gritar y saltar por todas partes. En sus presentaciones en vivo, Gerard usualmente pedía a la gente del público que tomaran la mano de su mejor amigo antes de empezar la canción.

6. Headfirst For Halos: esta canción tiene un gran significado, ya que fue la canción que salvó la vida de Gerard. Suena bonito, pero en realidad, habla del suicidio, que él estuvo a punto de cometer en varias ocasiones. El ritmo que da el bajo de Mikey aquí es increíble, y la canción, en general, es la más movida y más alegre del álbum. Finaliza con un coro épico, con Gerard repitiendo “think happy thoughts!”.

7. Skylines And Turnstiles: el inicio de todo. La primera canción de My Chemical Romance, basada en los hechos del 11 de septiembre de 2001. Gerard, indignado por lo que ocurrió, escribió esta canción, se la mostró a Ray Toro, y así empezó  la banda. Fueron de los primeros en sacar una canción que hablara sobre el tema, ya que la gente se sentía azorada al hablar de este tema, y menos en publicar material en un álbum sobre el mismo.

8. Early Sunsets Over Monroeville: otra increíble canción, con un sonido bastante dulce, donde la composición de la guitarra va de la mano de Frank Iero. Habla de dos amantes que se ven envueltos en un ataque de zombies, donde la mujer es mordida por uno, y él, después de pelear por proteger su vida, debe matarla antes de que ella la mate a él.

9. This Is The Best Day Ever: esta canción habla una vez más, de los amantes de la historia del álbum, que están internados en un hospital con problemas severos, y ambos prometen que el día en que puedan escapar de ese lugar, será el mejor día de sus vidas. Gerard cuenta que esta canción fue escrita en el camino de un hospital al estudio donde grababan el álbum, ya que durante el proceso, él sufría de fuertes dolores dentales.

10. Cubicles: esta es una de las canciones que, a pesar de no ser mi favorita, me parece que es la que tiene la melodía más pegajosa de todas. Recuerdo que cuando conocí el álbum, no podía dejar de tararearla, a pesar de que no me había gustado mucho. Habla sobre rechazo y desamor. Gerard ha comentado que la canción le traía muy malos recuerdos, y que por eso, la banda nunca la tocaba en vivo.

11. Demolition Lovers: mi canción favorita, por sobre todas las demás del álbum, y la que cierra el mismo. Habla del fin de los amantes, que huyen al desierto, donde son fusilados. La letra, si bien puede ser un poco cruda, me parece bastante romántica. Habla de cómo él le declara su amor a ella, su lucha por demostrarle que es única para él, y le dice también que, incluso al momento de morir, él espera tomar su mano y ver sus ojos una vez más. Me parece una de las canciones más representativas del álbum, de la historia que este narra, y de toda la temática del mismo en general, que habla tanto de amor y muerte. Uno puede identificarse muy fácilmente con  todo lo que expresa esta canción, especialmente con el sentimiento de intentar probarte ante una persona que amas. Siempre va a ser una canción muy especial para mí, y siempre será mi favorita de Bullets.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

My Chemical Romance celebró su décimo aniversario como banda hace poco, y ahora, celebran 10 años desde el lanzamiento de lo que significó un despegue lento, pero que los llevó hasta el cielo. De esos diez años, llevo aproximadamente seis siguiéndolos, y han sido años en los que su música ha estado conmigo en diferentes situaciones, enseñándome, haciéndome entender. Y no me queda sino esperar que hoy en día, mientras se encuentran grabando su quinto álbum de estudio, nunca pierdan eso que los hace ser únicos, y que los ha hecho permanecer conmigo todo este tiempo.

“All we are is bullets, I mean this…”