Pasó septiembre sin mucha novedad, sin mucho que contar; llegó octubre, volvió a ganar Chávez, y yo ya no quiero hablar de más nada.