Vine aquí a escribir cualquier cosa, pero ni eso salió. A veces es más fuerte el deseo de expresar algo que de leer los comentarios debajo. Creo que me serviría un poco de eso. Eliminamos algunas falsas pretensiones de cariño, de amistad, de solidaridad, y conservamos la cordura, la dignidad, y lo más importante: los pies en el suelo.

Así que vamos a ver qué tal sale eso.