Ocio


Como siempre, me da por escribir durante estos días. Recuerdo que la segunda mitad del semestre pasado se me hizo eterna, y constantemente me quejaba por eso, pidiendo vacaciones. Inmediatamente llegaron las vacaciones, se me vino un fin de semana de Avalancha encima, fué excelente. La pasé excelente, vi a gente que tenía añales sin ver, y pasó Avalancha. Contando esta, sería la tercera semana que paso en casa después de Avalancha. La primera semana fué patética, estaba de mal humor, deprimido, frustrado, toda esa mezcla de estados anímicos se debía a pasar tanto tiempo aquí contra mi voluntad, ya que la principal razón de no salir era la falta de dinero. LLegó ese fin de semana y finalmente iba a salir de la casa. Lo primero que pensé fué invitar a alguien a salir, ella no pudo… resolví salir con mis amigos, y fué un día bastante tedioso y gris (en todo el sentido de la palabra). Resultado = mal humor. A la mitad de la semana siguiente, un día miercoles, me tocaba hacer otra diligencia por Caracas, volví a invitar a la misma chica, mismo resultado. Ella, ocupada. Yo, decaído. Día, aburrido. Sin embargo ya lo estaba llevando mejor. Me dedicaba a perderme jugando Lunar (que por cierto, terminé anoche  😦  ahora no tengo nada que hacer). Fin de semana, visita a mi abuela; zona de residencia cercana a la ya-dos-veces-evasiva persona. Misma determinación de mi parte, mismo resultado. FUCK IT. Esta última semana de vacaciones decidí no salir a ninguna parte, y ha sido la mejor de todas. He sabido entretenerme lo suficiente estando en mi casa, disfrutando este tiempo de esparcimiento que se que voy a extrañar cuando comience las clases, porque así soy. Ahora, quisiera analizar unos cuantos puntos clave de estas extrañas vacaciones:

  • El primer punto, y debo decir, el mas importante: antes de terminar el semestre pasado, ahorré algo de dinero para salir uno que otro día.
  • Las veces que iba a salir, no solo me rechazaban la invitación, sinó que el día resultaba malo.
  • Cada vez que salía, deseaba haberme quedado en mi casa.

Dinero = Salir             Salir  ≠ Felicidad

Dinero ≈ Felicidad            Felicidad = Estar en Casa

Felicidad = Estar en Casa


Mi conclusión: para las próximas vacaciones, ahorraré dinero para estar en mi casa  🙂  aunque, con el favor de Dios, reuniré suficiente para ir a Barquisimeto a visitar a mi prima Joss  😀

Anuncios

Esta es la segunda semana que paso “castigado” en casa después de Avalancha, qué malo es no poder salir, aprovechare mi próxima ida a Caracas para buscar trabajo, porque no pienso pasar otras vacaciones “limpio”. Never again.

Ayer al menos el día no fué tan malo. Sin embargo me dolió un poco enterarme de la muerte de Jasmine You, bajista del grupo de visual kei Versailles. Me pregunto, ¿el mundo necesita que mueran mas músicos? Se que es algo inevitable (la muerte), pero conchale, duele que personas tan talentosas nos abandonen. Ya este año perdimos a Michael Jackson, no quiero ni pensar quién seguirá (ok, eso sonó algo macabro).

Ultimamente escucho bastante Cain’s Offering (una banda bastante interesante de la cual hablaré próximamente) y Edgar Allan Poe, de quienes hice una breve reseña aquí. De resto, sigo jugando Lunar, de vez en cuando Mario Kart DS, y pues viendo televisión… Me ha dado también por matar las horas de hastío viendo algo de anime, pero no ayuda tanto como lo hacía antes. Mi vida es Longview -_-

Extraño a mis amigos, coño. Sn embargo NO extraño la rutina diaria de ir a la universidad, y se que cuando comience las clases me arrepentiré de todos los días que he pasado (y pasaré) aquí, puesto que, si bien ahora mi horario es un poco menos cargado, es entre 1:00 y 4:00 p.m, estar en la universidad a esa hora es una ladilla, hace calor. Tampoco extraño poder verlos después de un tiempo de estar solo, para sentarme a ver como dos juegan cartas mientras otros dos nos miramos las caras… estúpido fin de semana  -_-

Pues… Será hasta la próxima vez que me provoque escribir, ¿no?

My Chemical Blog aproves GAY PRESIDENT FOR 2084

Emm, no se por qué exactamente, pero me han dado ganas de escribir ultimamente. A lo mejor cinco días frente a la pc mataron a mis neuronas débiles, dejando así a las mas fuertes con vida, qué se yo. Pues si, cinco días aquí, desde que regresé del último día de Avalancha. Jugando Lunar: Silver Star Story (excelente RPG), escuchando música (una que otra cosa nueva, para variar) y más nada. También he estado haciendo ejercicio con un amigo (en este momento me cuesta mantener los brazos en posición de escribir),  y… me picó el insecto de la composición, ¡escribí mi primera canción! De hecho, es la primera cosa que escribo que realmente me gusta (porque lo he intentado antes, y a la media hora de terminar, destruyo el material). Me faltan unos pocos detalles para poder decir con propiedad que está terminada, pero me encargaré pronto de eso, y si me animo (no es muy probable xD) la compartiré aqui. Me siento algo orgulloso de ella 😀 se la he enseñado a unas pocas personas de confianza y les ha gustado, aunque quisiera escuchar críticas para saber qué podría mejorar.

Otras cosas que me pasan por la cabeza en estos momentos:  metalcore, concierto de Angra en septiembre, mañana veré a Gianna y a Gabriela, alguien no me respondió un mensaje, NO ENCUENTRO EL RECIBO DE LA INSCRIPCIÓN DE LA UNIVERSIDAD, espero que estén todos mis amigos para mi cumple :), necesito audífonos, necesito trabajo, necesito parir 300 BsF., As I Lye Dying suena bien, ya esto me aburrió. Chao.

Edit: encontré una carta de una ex. Cómo me rio leyendo esa vaina.

A veces, tal vez te preguntes cómo llegaste a donde estas, cómo llegaste a ser quien eres, cómo llegaste a tener lo que tienes. Yo me lo pregunto muchas veces. ¿Nunca te ha pasado que cierras los ojos y te preguntas “¿cómo llegué a estar en esta situación?”, o algo parecido? Desde el momento en que encontré la respuesta a ese tipo de preguntas, dejé de hacermelas. Desde ese momento, dejé toda “creencia” sobre el “destino” o similares, puesto que me di cuenta de que tú construyes tu propio destino. ¿Cómo?

Entendí muchas cosas cuando lo supe. Ya dijo Einstein que la felicidad de un hombre es inversamente proporcional al conocimiento que este posee. A veces hasta me asusta pensar en eso, pensar en todas las consecuencias de un “si” o un “no”. ¿Nunca te has preguntado “¿que habría pasado si…?”? a mi me resulta aterrador; aterrador y alentador al mismo tiempo, de cierta manera. Si tus decisiones no te hubiesen hecho pasar por esos momentos difíciles que seguramente te ha tocado vivir (al menos a muchos de nosotros nos pasa así), habrías tenido todo en bandeja de plata, ¿verdad? todo fácil. No te habrían roto el corazón, no te habrían engañado, no te habrían dado la espalda… Cualquiera que sea tu caso. Pero entonces, ¿qué sería de tí? ¿que sería de tí si no hubieses pasado por un momento difícil a causa de un “si” o un “no” indebido? ¿alguna vez te has puesto a pensar en eso?

Es como una cadena interminable. Una cosa te lleva a la otra, y no puedes deshacer nada, es una cadena de eventos que no puedes romper ni deshacer de ninguna manera. Por eso debes tener cuidado con las decisiones que tomas. No solo porque puedan llevarte a algo malo, en realidad esa no es la cuestión. No siempre le temes a algo malo, sino a algo desconocido. Pero es eso, lo desconocido, lo que le da color y gusto a un día, pensar en todas las cosas nuevas que puedes experimentar, aprender, vivir, sentir. Solo debes pensar y analizar bien las cosas que decides, porque de ellas depende lo que vendrá despues, que no es otra cosa sino el futuro. Tal vez sea algo exagerado, dado todo lo que engloba esa palabra, pero es así, porque el futuro es cada segundo, es cada minuto, no una eternidad que vemos lejos, como si nunca fuera a llegar. Y cuando muchos de esos segundos y minutos ya han pasado, y te ves a ti mismo, dos años despues de una situación que resultó crucial y consecuente para una serie de eventos que te hicieron aprender, cambiar, crecer, madurar y ser fuerte, te das cuenta de cuan importante son las decisiones a lo largo de la vida.

No puedo evitar usar este ejemplo, mi ejemplo. Por una invitación de una amiga  a un grupo, hace casi dos años, tengo los amigos que tengo, frecuento los lugares que frecuento, conozco a personas buenas y malas, y lo importante, he aprendido mucho sobre algunos asuntos, a manejar situaciones y personas irracionales, he crecido, he madurado. Es un punto de mi vida que resultó ser importantísimo, y que recuerdo gratamente, porque ha sido un gran avance para mi.

Piensen con cuidado antes de decidir. Saludos.

En este momento, 3:18 a.m, escuchando música japonesa, jugando videojuegos, estoy recordando a mi yo de 16 años, esperando la mega-convención anual de manga y anime (Avalancha, que en aquel entonces era algo casi sagrado). Quiero ir este fin de semana. Quiero recordar mas de esos viejos tiempos, viejos amigos, viejas costumbres. Mas por el hecho de asistir, quiero ir para ver cuanto ha cambiado todo desde esas largas vacaciones, cuando tenía la cabeza ocupada en otras cosas.  No se por qué me divierte tanto pensar en eso, pensar en que todo este asunto comenzó con una canción. Me gustaria ver qué está haciendo ahora la gente que conocí en aquella época, con quiénes andan, qué ha sido de ellos. Incluyendo, claro, en ese grupo, a personas de tiempos mas recientes también. Es mera curiosidad. Espero poder asistir.

Una amiga me dice que soy un desperdicio de persona, que ahora soy skate y no otaku, que antes me gustaba el anime y ahora no. Aunque no es del todo cierto, mis gustos e intereses han “madurado” (no creo que hayan cambiado mucho), simplemente han mutado en otras cosas. Quiero aprovechar este mes de agosto antes de comenzar el 4to semestre en la uni, ya queahora estará mas fuerte, tendé menos tiempo libre y seguramente extrañaré la oportunidad de poder llevar a mi niño interior a la misma convención donde, hace dos años atras, conoció a personas quienes, hasta el día de hoy, son algunos de mis mejores amigos y amigas. Así que, tras esta breve reflexión, vuelvo a mi juego, Bye bye.

Veo:

Un pescadero y un buhoneo peleando con un palo y un cuchillo, respectivamente. Un señor en silla de ruedas rodando en caballito por una estación del Metro. Un liceísta golpeando a una señora con un bebe en brazos al caminar. Una mujer regañando a su hija hasta el punto de hacerla llorar de miedo. Gripe porcina en la ciudad. Gente hueca, gente plástica. Indiferencia. La Gibson Les Paul con la que sueño, multiplicada por veinte. Gente pasar. Nuestro país cayendo cada vez más por culpa de los pésimos mandatarios que tiene. Tiempo desperdiciado. Amigos que siempre están ahí. ¿Amigos que no resultaron ser amigos? Oportunidades desaprovechadas. Oportunidades que yo aprovecho. Compromiso inexistente, innecesario. Compromiso por compromiso. Confusión. Hastío. Más indiferencia. Cosas que han cambiado. Sentimientos encontrados. Sentimientos repetidos. Un poco de miedo. Una medalla. Despreocupación por la vida. Desconsideración. Una ciudad que está viva. Demasiada flojera.

Pienso que:

El tiempo pasa cada vez más rápido. Estoy desaprovechando una gran oportunidad que tengo. Soy cobarde. Soy egoísta. Soy muy niñito.  Me siento extraño, no me siento yo. Tengo expectativas muy altas para lo poco que yo mismo ofrezco. La humanidad es cada vez más mierda. La política apesta. Me hacen falta mis amigos. Todo es un maldito ciclo de gastar, gastar, gastar. Necesito mis vacaciones. Necesito aislarme otra vez. Me provoca ir a Maracay. Me río a carcajadas de la gente que vende su juventud por un momento de placer sexual desprotegido. Me sigo riendo y no me quiero dejar de reír. Odio ser indiferente. Pasaré un cumpleaños excelente. Estoy cansado de todo. Todo es Nada. Nada dura para siempre. Todo es un sistema enfermizo y cíclico que quisiera saber cómo romper. Me da miedo tomar decisiones. Soy yo, con una persona diferente pensando por mí. Project Natal podría ser el siguiente gran paso.

Descubro que:

No sirvo para lo que toda la vida quise hacer. Huyo. Sueño demasiado. Mi futuro es un estúpido sueño. Me gusta soñar mi futuro. No soy tan maduro como la gente me dice. No he crecido. Hay una gorra en mi cuarto que no es mía. Necesito alternativas y planes B y C, no estaría de más un D. No puedo vivir sin música. No se lo que quiero. Tengo ahora la cabeza más ligera. Soy el último. Recuperé mi capacidad de ahorrar. Si existen las máscaras. La gente cada vez es más agresiva. Faltan dos meses para las vacaciones, se me harán una eternidad. City of Blinding Lights. Los amigos nunca te abandonan. Muchas de las comodidades que tengo hoy en día penden de un hilo. Agoté mis ideas.

Este dia, jueves, ha sido muy malo para mi. En primer lugar,me siento de mal humor y molesto por no poder ir a Iron Maiden, me siento fuera de lugar estando en la calle, en la universidad o en mi casa cuando hoy debería estar en el estacionamiento del poliedro haciendo fila para ver la bestia. La unica persona con la que contaba para un prestamo y así poder comprar mi entrada no solo no me hizo el favor, sino que me embarcó y se confió y terminé haciendome ilusiones y emocionandome por nada. Ahora no aguanto la rabia que tengo, en la universidad todos estaban en shock por mi inusual estado de animo y aqui en mi casa bueh… Le pedi a mis padres que ni me mencionaran el concierto. Hoy no tengo ganas de hacer nada ni de hablar con nadie.

Entre otras cosas hoy olvide mi desayuno en la casa, dormí unas pocas horas en la noche y he estado durmiendome en todas partes, todo el día. En este momento ya estoy en mi casa (decirlo solo hace que me sienta peor), me preparé algo rápido de comer y bueh, mas nada… Me toca quedarme aquí, ver algun concierto de Maiden en DVD o dormir todo el día y pretender que nada pasó (¿cómo ignorar a los periódicos, que nombran a Maiden por todas partes?).

La próxima vez que venga alguna banda, no esperaré las últimas semanas antes del concierto para antojarme de ir. Eso me pasa tambien por idiota… Porque del concierto de Maiden me enteré exactamente el 23 de noviembre, y no reuní absolutamente nada de dinero (aunque si de todas maneras hubiese querido, no habría logrado reunir mucho, pero habría hecho “algo” por ir). me pondré a tocar guitarra un rato, es lo unico que me calma (si es que no se le rompe una cuerda o algo asi). Saludos

Página siguiente »